Como elegir al fotógrafo de tu boda

20 de febrero, 2021 - Sobre tu boda - Comentar -

Cómo elegir el Fotógrafo de tu Boda

Las bodas son únicas e irrepetibles, lo que tu fotógrafo no capte ese día será una imagen que se perderá, no estará en tus recuerdos visuales. 

Por ello la elección del fotógrafo tiene tanta importancia, pero no te preocupes, no es tan difícil, solo tienes que recordar las siguientes siglas PEPE y fijarte en estos 4 factores : 

 1.     Presupuesto. Dos preguntas clave ¿Cuánto podemos y queremos gastarnos? y ¿Qué valor le doy a mi reportaje de boda? 

 2.     Estilo del fotógrafo. Si no te gusta el estilo de la fotografía y/o el vídeo, no lo debes contratar, por muy barato que te parezca. 

 3.     Profesionalidad y experiencia del fotógrafo. Asegúrate de que tienen un buen equipo humano y material, y de que saben lo que se hacen. 

 4.     Excelencia en personalidad del fotógrafo y feeling con él. Nunca lleves a tu boda a alguien con quien no te sientas a gusto.


1 Presupuesto 

Dependiendo de vuestra situación económica, este punto será decisivo, será el primer filtro. Deberéis marcaros un rango de precios flexible con un margen no muy estrecho y razonable, que os permita moveros entre un abanico amplio de profesionales. 

Una cosa que creo que es importante es que huyáis de los presupuestos “low cost” suelen estar relacionados con no muy buenos resultados. Gastar vuestras energías en aquellos profesionales que, dentro de la franja que os habéis marcado, os proporcionen seguridad y garantías de un buen reportaje. 

Dar prioridad a los servicios fotográficos que para vosotros sean más importantes y empezar a filtrar fotógrafos descartando los que estén por encima de este rango.

FOSconsejo. Fijaros un presupuesto flexible, tener en cuenta que se trata de los recuerdos de un día único. Dudar de los fotógrafos muy económicos o “low cost”, asegurándote de que tendrás garantías de éxito contratando un profesional experimentado. Dar prioridad a los servicios de fotografía importantes para vosotros, y si os sobra dinero podréis pensar en los servicios secundarios. 

2.  Estilo del fotógrafo 

Una vez que tengáis los fotógrafos que están dentro de vuestro presupuesto, el siguiente paso es fijarse en el estilo del fotógrafo, descartando aquellos que no coincidan con vuestros gustos, que no os convenzan a primera vista o que su trabajo no os llame la atención. No es necesario tener un master en imagen. Simplemente se trata de ver si sus fotografías y/o vídeos, son de vuestro gusto.  Después tendréis tiempo de hablar con ellos para preguntarles las cuestiones que consideréis en relación a la técnica, estilo, forma de trabajar, equipamiento, etc., y aclarar las dudas que tengáis. 

Para ver su estilo, el fotógrafo os tendrá que proponer diferentes medios (normalmente digitales), como  su web y/o algún portal de páginas de bodas. Desconfiar de aquellos que no tengan web, probablemente estén comenzando, no tengan mucha experiencia o no se dediquen específicamente a la fotografía de bodas. Si vais a imprimir aseguraros también de que tiene portfolio impreso que os pueda enseñar. 

Además de fijaros en su estilo intentar descubrir elementos diferenciadores, como por ejemplo tener “Área de Clientes” en su página web o ver si planifican con vosotros la boda, y muy importante, mirar las recomendaciones y opiniones de otras parejas que les contrataron. Normalmente las valoraciones positivas suelen ser un magnífico termómetro de calidad, experiencia y buen hacer de los fotógrafos.

FOSconsejo. No os conforméis con ver exclusivamente el trabajo de los profesionales que entran dentro de vuestro presupuesto, ir más allá, intentar ver si tienen algo que los diferencia de los demás, y mirar las recomendaciones y opiniones que otras parejas os puedan aportar.


3.   Profesionalidad y experiencia del fotógrafo

Ya habéis confeccionado una pequeña lista con los fotógrafos que están dentro de vuestro presupuesto y os han gustado, ahora toca comprobar su grado de profesionalidad y la experiencia. En la mayoría de los casos, simplemente hablando telefónicamente con ellos, podrás cerciorarte de estos dos aspectos. Ser autónomo, tener seguro de responsabilidad civil, saber qué recursos materiales y humanos utilizaran en vuestra boda, conocer cómo trabajan…., en definitiva, se trata de ver qué seguridad os transmiten, que sintáis que no tendréis preocupaciones porque su trabajo tendrá el resultado que deseáis. Sentir que estáis en buenas manos es el punto clave para considerarle candidato. 

Es importante, en este momento que descubráis el grado de dedicación que el fotógrafo tendrá en la realización del reportaje. Para medir este aspecto fijaros en si se preocupa en detalles como, por ejemplo; conocer el lugar de la celebración (iglesia, ayuntamiento…) y convite de la boda (Finca, restaurante…), o saber cuáles son para vosotros lo momentos importantes, los invitados relevantes o simplemente las fotos que no queréis que falten en vuestra boda. 

 Fijaros en la capacidad que tiene de adaptarse a vuestros gustos, y como queréis que sea el reportaje. Es el quien debe adaptarse a vuestros gustos, no vosotros a los suyos. Cada pareja es un mundo y tiene su propia personalidad. No todas las parejas queréis lo mismo y el fotógrafo debe adaptarse a vuestra personalidad para poder captar como realmente sois. La confianza en vuestro fotógrafo es fundamental.     

FOSconsejo. El fotógrafo que contratéis os tiene que transmitir tranquilidad y seguridad. Estas dos características se obtienen con la profesionalidad, aclarando aspectos legales y de recursos humanos y materiales, y con la experiencia que le ha dado su trabajo, su dedicación en cada boda y la capacidad de adaptarse a vuestros gustos y necesidades. 

 4.  Excelencia en personalidad y feeling con el fotógrafo  

Este apartado se puede resumir con una pregunta ¿Invitaríais a vuestra boda a alguien que no fuera de vuestro agrado? La respuesta a esta pregunta casi seguro que será un rotundo NO. Evidentemente, si el fotógrafo no os cae bien o no encaja con vuestra forma de ser, no le vais a contratar, o no deberíais hacerlo. 

Quizá, el fotógrafo, sea uno de los proveedores con el que más tratéis y con el que, probablemente, tengáis una relación más larga en el tiempo, en todo este recorrido del; antes, durante y después de vuestra boda. Sin tener en cuenta la posible preboda y la posterior postboda, desde que empezáis la búsqueda de fotógrafo teniendo la primera cita para conoceros, hasta que os entreguen todo el material (digital e impreso), vais a veros en innumerables ocasiones; el día que os conocéis y/o firmáis el contrato, cuando visitáis con ellos el lugar de la ceremonia y el convite,  el día de la boda desde primera hora con los preparativos hasta las tantas con el baile y fin de fiesta y  al cabo de unos meses cuando os entreguen el material. Y como digo, sin contar con la muy posible preboda, postboda, etc. Como veis son muchas veces y mucho tiempo, ni siquiera el personal del restaurante esta tanto tiempo con vosotros. Por ello es muy importante que os llevéis bien con el y que os entendáis perfectamente. 

FOSconsejo. Contratar al fotógrafo que mejor os caiga, con el que os sintáis más a gusto, aunque os cueste un poquito más y que, lógicamente, cumpla con los aspectos anteriores, es decir, estar dentro de vuestro presupuesto, que os guste su fotografía y que os trasmita profesionalidad y experiencia.

Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 + 2 =
Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías